Antropología Aplicada de George Foster.

Escrito por antropomania 04-05-2009 en General. Comentarios (2)

Antecedentes empíricos del autor

 

 

                        George McClelland Foster nació en 1913 en Dakota del Sur, y fue educado en Iowa,  obtuvo su licenciatura en antropología bajo la tutela de Melville Herskovits en la universidad del noroeste en 1935. Sus primeras experiencias en el trabajo de campo las realizo en California durante los años 30, entre los Yuki y los Pomos.

Después de visitar México por primera vez como turista en 1936, él decidía centrarse en el país para su carrera profesional. En 1940-41, él condujo la investigación sobre la vida económica de los indios de la Sierra de Popoluca en Veracruz, junto con quienes gano un doctorado en antropología de Berkeley UC en 1941.  

 

A partir la 1944 a 1946, él enseñó en la escuela nacional de la antropología y de historia en Ciudad de México, mientras que condujo dieciocho meses de trabajo en el terreno en Tzintzuntzan para el instituto Smithsonian de la antropología social (1945-46).

 En 1946 regresa a Washington al ser nombrado director del Instituto Smithsonian (ISA)  (1946-53) antes de hacer profesor de antropología en Berkeley UC (donde él permanecía para el resto de su carrera) en sustitución de su influenciador Julián Steward, fundador y artífice de su estructura y finalidades. El nuevo cargo cambia la orientación profesional introduciéndolo inesperadamente en la antropología aplicada en el campo de la salud.

 

Durante 1949-1950, él condujo trabajo en el terreno comparativo en España, como investigador del fondo Cultural de América latina. En 1958 él volvió a Tzintzuntzan, donde paso parte de cada año hasta el 2000. Durante estas visitas, en las cuales él ayudó a desarrollar la metodología de la investigación a largo plazo en etnografía, él ha investigado el cambio económico, demográfico, y socio-cultural. Además de estos intereses de la investigación, se reconoce a Foster en sus contribuciones fundamentales a los estudios campesinos, el concepto “del bueno limitado,” y de teorías caliente-frías de la enfermedad. Él es un fundador del subcampo moderno de la antropología médica, y de las contribuciones importantes hechas al estudio de la tecnología de la cerámica. Como revelador de la antropología aplicada, él ha viajado a través de Asia del Sur, Asia Sur-Oriental, África del Este, así como América latina.      

El profesor Foster fue un miembro de la National Academy of Sciences, el ganador de muchas concesiones, y ha servido como presidente de la Asociación antropológica americana (1970). Él tuvo autoría de sobre  
268 publicaciones entre  1939 a 1998 (libros y de monografías, muchos traducidos a español), incluyendo dos estudios importantes de Tzintzuntzan: Niños del imperio: La gente de Tzintzuntzan (1948) y de Tzintzuntzan: Campesinos mexicanos en un texto que cambia (1967; ediciones revisadas, 1979, 1988).

 

Desde su retiro en 1979, George Foster ha seguido siendo un erudito activo. Es un antropólogo devoto de la universidad, que a abogado durante largos años para que los antropólogos logren proyectarse fuera de la academia logrando construir un entendimiento a la par con los que hacen las políticas y que, a su vez,  son afectados por estas. Su trabajo en el ámbito de la antropología medica, demuestra este punto. George tuvo una gran preocupación por la observación así como por las ideas, según lo evidenciado en su trabajo sobre cultura material y por la exhibición actual de sus fotografías maravillosas de Tzintzuntzan en el museo de Hearst.

Su colega Laura Nader intentó una vez describirlo cuando dijo “George es un gran caballero”, y entonces ella agregó algo que es probablemente aún más importante “y un buen ciudadano”. A lo que ella se refería era esa facilidad especial que Foster tenia para reducir al mínimo diferencias personales en interés de una causa más grande, a menudo lo mejor para la Antropologia. Él buscaba entender los fines y estaba dispuesto a comprometerse, aceptando la derrota de su propia posición si ésta es necesaria, lo que hacia con muy buena tolerancia. Fue un combatiente pero él luchó para las causas y era constructor más bien que un destructor. Ha sido impresionante ver cómo él construyó no para realzar su propia posición, sino para lograr realmente cosas. Cuando él presidió el departamento de Antropologia en la Universidad, él lo hizo con tacto y la consideración para con la visión de otras disciplinas.

 

Se decía que el era un poco rígido, el amaba las reglas ya que estas eran un desafió a su capacidad de encontrar las rutas alternativas a los extremos deseados. Cada vez que un estudiante iba a el diciendo que gustaría de realizar un proyecto, este decía que no era pertinente debido a que las reglas no lo permitían. Pero cuando estos le decían “tenemos la intención de realizar tal acto pero las reglas no lo permiten”, sus ojos se iluminabas y su mente empezaba la tarea de encontrar la forma de lograr este objetivo, estudiando sus beneficios. Él era un profesor que creyó en la importancia de estudiantes y de su futuro. Él obtuvo concesiones y otras garantías del entrenamiento que financiaba para ellos, los llevó al trabajo de campo con él para darles experiencia, y trabajó meticuloso con ellos en sus disertaciones. Su cuidado para los estudiantes y para el departamento continuó de largo después de su retiro.

Algunos conceptos básicos para entender el modelo de investigación aplicada propuesto por el autor.

Foster se preocupó de mantener una fuerte y bien definida construcción teórica-conceptual en torno a la definición de ciencia aplicada que manejaba de la antropología, y por tal su manejo conceptual se hace patente en la gran cantidad de definiciones especificas que presenta de las construcciones que realiza en torno a la aplicabilidad de la ciencia antropológica, como una manera de marcar claramente cual es el rumbo que seguirá su pensamiento desde este punto en adelante.  En este sentido es que pasaremos a revisar algunos de los conceptos más relevantes que presenta el autor en los textos que hemos expuesto.

 

Antropología aplicada: Lo que hace aplicada a la antropología, según Foster, no es la investigación misma, ni el adiestramiento especial del antropólogo, sino mas bien el tipo de relación que ella establece con una organización innovadora. Cuando esta organización determina el área general de investigación, los auspicia, posee derechos sobre los resultados de las investigaciones y los emplea para operaciones y planificación el antropólogo estará realizando un trabajo aplicado.

 

En autor determina algunos Focos de antropología aplicada. En el caso de que un antropólogo participe en programa de cambio cultural dirigido, debe ocuparse por lo menos de dos culturas o sistemas sociales;

-         Sistema social dirigido (grupo objeto) personas que lo han solicitado o no, son objeto de un programa cuyo fin es el cambio de uno  o más aspectos de su modo tradicional de vida.

-         sistema  social director, organización innovadora, burocracia que es creada, para lograr los objetivos deseados; objetivos que representan el cambio de comportamiento de los miembros del grupo.

-         el contexto de interacción, el punto de contacto; lugar especifico físico, (también pueden ocurrir cambien en el sistema director)

 

Metodología del antropólogo: Los métodos que el antropólogo utilice para llevar a cabo en proceso de trabajo se encuentran logados indiscutiblemente a lo que es la metodología de investigación de campo, en su forma más amplia y flexible, basada en un visón holística de la sociedad y la cultura.

 

 

Sociedad: (El autor lo relaciona directamente con el concepto de pueblo) Dice que una sociedad tiene determinada “estructura” o una organización, ósea un arreglo formal de las relaciones que los científicos sociales advierten en la conducta que estudian, un sistema para definir y regular la relación cotidiana entre los miembros del grupo. Generalmente se estudia la estructura social clasificándola en instituciones, distintas como familia, religión sistemas políticos y religiosos, etc., cada uno de los cuales consta de un gran numero de categorías que constituyen las posiciones de los individuos entre si y que corresponden a su vez a una función o forma de conducta apropiadas a cada una de ellas. Una sociedad concreta es una cosa en marcha, funciona y se perpetua a si misma, porque sus miembros aunque no se lo propongan están de acuerdo en cuanto a las normas básicas para vivir juntos. Se encuentran en una situación constante de relativa tensión. Da cuenta de  que existe un cambio, y de que este cambio posee diferentes barreras tanto sociales como culturales.

 

Cultura: (Para en autor refiere al comportamiento de dicho pueblo) Es el resumen o síntesis de estas reglas que orientan las formas de vida que comparten los miembros de una sociedad y que constan de la totalidad de los instrumentos, técnicas, instituciones sociales, actitudes, creencias, motivaciones y sistemas de valores, que conoce el grupo. Es un todo lógicamente integrado funcional y razonable. Esta en constante cambio, no es estática. Toda cultura tiene un sistema de valores. La cultura hace posible una acción reciproca razonablemente eficiente en gran parte automática, entre los individuos, lo que constituye un requisito previo para la vida social.

 

 

 

 

 

 

 

La labor del antropólogo: Para el autor este trabajo esta definido por tres puntos principales, los cuales son:

1. Un punto de vista o una ideología.

2. Un conocimiento de los hechos.

3. Las técnicas de investigación adecuadas al caso.

 

La labor del antropólogo en el marco de un proyecto de desarrollo: Los principales pasos a seguir por el antropólogo en el marco de las intervenciones sociales, como ente profesional son:

1.- estudio previo (debe existir un manejo en el conocimiento sobre la cultura y la sociedad).

2.- confección del plan (desarrollar pautas clara para llevar a cabo en trabajo).

3.- análisis constante (dar cuenta de todos los momentos dentro de la investigación, para de esta forma ser participe de cómo se transforman los procesos).

4.- valoración (determinar la incidencia de factores locales dentro del avance; ejemplo,  medicina popular v/s medicina moderna).

 

 

George Foster y antropología como investigación aplicada; el lugar del antropólogo

 

                        En el transcurso de su libro Foster genera una síntesis histórica de la trayectoria que ha seguido la antropología aplicada, logrando a través de esto situar un modelo de antropología aplicada, que es pertinente para la explicitación de la diferenciación entre los roles académico y profesional como ámbitos compatibles del trabajo antropológico.

Se sitúa en problemáticas globales y locales, sobre  programas de desarrollo acordes con la sociedad de la cual es el parte y en otras distantes, construyendo con esto un marco de referencia practico que refleja y valida sus construcciones conceptuales y teóricas. Al realizar un análisis del bajo status profesional del antropólogo aplicado en relación con la imagen que los teóricos realizan en una “valoración injustificada del status “, en una idea errónea entre ciencia aplicada  y ciencia teórica. La antropología aplicada no representa la aplicación mecánica de teoría y datos a situaciones practicas, como se piensa en ocasiones, sino que representar un caso del modelo clínico de relación, en el cual la práctica brinda la oportunidad de poner a prueba la teoría, y en el cual los datos reunidos en un contexto aplicado o clínico  (donde se lleva a cabo), alimenta a su vez el corpus de teoría básica.

 

Las demandas del trabajo antropológico  aplicado han producido mejores métodos de investigación y la ampliación de campos de intereses a áreas de la cultura poco estudiadas. En este sentido la antropología es una disciplina que mientras a ella le compete la sociedad a la sociedad le compete a su vez el trabajo antropológico.

Por otro lado a la disciplina antropológica en general  le contribuye el desarrollo de la ciencia aplicada, en tanto, le permite ir revisando las discusiones teóricas en relación a su vigencia en la sociedad así  como también le contribuye en la reformulación de metodologías acordes y pertinentes en el tratamiento de la sociedad misma. 

En este sentido Foster plantea la conveniencia de la interdisciplinariedad para la antropología, en miras de un fin social, como la respuesta al ensimismamiento teórico de la que en ocasiones esta ciencia es presa. Los equipos técnicos mixtos, son una ayuda, a la vez que una gran prueba para los conocimientos de los antropólogos, la que a su vez fuerza que los conocimientos de este sea puesta al servicio de la acción.

 

 

Modelo Antropológico de Foster: Investigación Teórica (rol disciplinario) v/s Investigación Aplicada (rol profesional)

 

 

 

 

 Para Foster tanto la investigación pura como la aplicada dan como resultado un producto destinado a un fin.

El producto de la primera, inicialmente es la teoría, sobre la sociedad, la cultura y el comportamiento humano. Este fin no es inmediatamente pertinente a los programas prácticos destinados a hacer del mundo un lugar mejor para vivir.

El segundo se compondría de ideas, introspecciones, comprensión y datos que permitan la planificación y ejecución de programas destinados a mitigar males sociales y económicos específicos, o a crear practicas mejoradas (como en la agricultura o los hábitos sanitarios) que beneficien a los individuos y su sociedad. El logro de formas específicas de cambio del comportamiento humano es por lo tanto el fin básico de la antropología aplicada.

 

I -Tipos de investigación: El antropólogo es un científico, y la antropología aplicada de este modo constituiría mas un Rol que una Ocupación, el antropólogo por lo general es profesor universitario, combina la enseñanza con ambos tipos de investigación. Por tal tiene un solo tipo de adiestramiento y preparación. En definitiva es el ente antropológico el que se apropia de las diferentes realidades que se presentan en la investigación, terminando con la limitación de un enfoque que pudiera presentar la intervención desde un solo punto de vista.

II – III - Selección y patrocinio de la investigación: En investigación pura es el antropólogo quien generalmente selecciona el problema de estudio. Esto a través de un interés personal y su convicción de que el momento y las oportunidades son adecuados para aumentar el conocimiento sobre un tema particular. La ciencia pura es autogeneradora, es dinámica y los objetivos son determinantes.

 En Antropología Aplicada es la organización innovadora encargada de solucionar los problemas prácticos la que  generalmente selecciona el problema, y los objetivos de esta institución más que los de la ciencia son los determinantes, con relación a los fines que se propone alcanzar, por tanto, el antropólogo al trabajar en esta organización se compromete de alguna forma con los objetivos y valores de esta.

Los patrocinantes en Antropología Pura, son generalmente instituciones que por su tradición y búsqueda continua del conocimiento no pretendan la búsqueda de una compensación practica inmediata, esto se hace presente en instituciones como universidades o fundaciones privadas (en USA:  Ford, Carnegie o consejo de investigación en ciencias sociales).

Estas instituciones no utilizan ni demandan moralmente o legalmente los resultados de las investigaciones que resulten de su apoyo, ni limitan el uso que el investigador haga de los resultados. El antropólogo se encuentra con el control total de los resultados y por tanto, solo se basa en su ética personal para determinar las limitaciones de su trabajo.

En el ámbito del trabajo aplicado, el patrocinio, es dado por la burocracia innovadora (la organización cliente), la cual establece el problema y que, además, pretende utilizar al menos una parte de los resultados en la consecución de sus propios objetivos. Tiene un derecho legal y moral sobre la investigación y puede limitar el empleo de este incluso para el antropólogo que lo recabo. Esto no es tan estricto, pero el interés consiste en que el antropólogo les proporciones suficiente información sobre sus problemas como para justificar su ayuda, logrado esto y no existiendo problemas de seguridad para la empresa el antropólogo suele ser libre de utilizar sus investigaciones, esto puede generar prestigio para una empresa, al dejar que se presenten los datos de los antropólogos.

IV - Producto de la investigación: en la investigación Pura es ciencia, bajo la forma de nuevos datos, nuevas hipótesis, nuevas formulaciones de métodos, nuevas leyes etc. La forma en que se presenta esta determinada generalmente por el auditorio al que va dirigido, en el plano académico están estrechamente asociados con los pares antropólogos y científicos de campos relacionados. Los resultados se pueden leer como informes científicos en reuniones académicas, los cuales se reescriben a la luz de criticas y se publican en revistas especializadas. Es importante que el investigador se encargue de interpretar por si mismo sus investigaciones y comunicarlas a sus colegas.

En la investigación aplicada los resultados son más variados, tienen un gran componente teórico, este abastece el producto de la investigación pura, pero a su vez debe producir datos y teorías prácticas bajo la forma de ideas, comprensión e información que contribuyan a la solución de los problemas que interesan a la organización patrocinadora. Y esta información practica no puede ser transmitida de la misma forma que la pura, esta por lo general se hace en conferencias y en reuniones informales en ocasiones sociales, también se realizan como memorandos que pueden ser mandados a todos los que requieran la información, como administradores y técnicos, y los que decidirán las políticas a seguir (para ellos el interés teórico es marginal nada mas).

 

V – VI - Intérprete y  Consumidor: En la investigación  pura los consumidores principales son los antropólogos, colegas de otras ciencias y profesores que se ocupen de estos temas.

 En investigación  aplicada los resultados son consumidos por profesionales de otras áreas que tomas estos datos como unos mas dentro de una serie de datos que se deben tomar en cuenta, este personal de operaciones se integra al grupo de planificadores (los cuales deciden las políticas a seguir), administradores de programas y los especialistas técnicos.

El interprete es menos necesario en la investigación pura que en la aplicada, ya que el consumidor al ser un igual tiene por tal la misma base y no necesita de mucha ayuda para interpretar los datos y teorías. El intérprete puede ser autor de libros de texto (científico u investigador), un divulgador científico o un escritor profesional con la suficiente habilidad para traducir las ideas y datos.

En la aplicada se necesita que los datos sean presentados de tal forma que los demás profesionales se den cuenta de la relación que existe entre estos y los demás factores que se presentan en su trabajo. La terminología debe simplificarse y los hechos críticos deben explicarse de entre la masa de datos en la que están inmersos, para presentarlos de una manera clara y sucinta que haga obvias sus aplicaciones para la planificación de programas y operaciones. En este caso el papel del intérprete es esencial, con frecuencia es realizado por el investigador mismo, ya que conoce muy bien el problema.

Los consultores también desempeñan este papel, por lo general son profesores universitarios a los que las instituciones llaman por un par de días o mas para tratar de relacionar la teoría antropológica con algún problema puntual que este trabajando.

En esta etapa del modelo podemos hablar claramente de antropólogos aplicados.

 

VII - Los fines de la investigación: Los fines para  la investigación pura se encuentran en la  investigación adicional y posiblemente practica docente. Buscando seguir el desarrollo de la secuencia hasta su fin lógico, los antropólogos conservan el control durante todas las etapas de la secuencia y son responsables de los aspectos éticos y morales, y solo es responsable frente a sus colegas por lo que realiza. El investigador aplicado tiene como fin  lograr cambios en el comportamiento humano que promuevan modernización, desarrollo tecnológico y social, y niveles de vida más elevados. Se pierde el control de la operación en el momento en que los especialistas y técnicos empiezan a utilizar su material. La responsabilidad de la acción final esta en sus manos  (no en la de los antropólogos), lo mejor en este caso es tener una relación directa y cercana con los miembros de la burocracia ya que así a través de la amistad y la empatía puede mantener un control sobre las acciones que se sigan entorno al tema.

 

En definitiva la mejor antropología aplicada se da en un marco de mutuo respeto entre los administradores y técnicos para con el antropólogo y viceversa. Ya que el antropólogo debe familiarizarse con las necesidades del administrador y luego decirle cuales son las preguntas que debe plantearse.

Aunque el antropólogo puede ser un buen administrador, lo valioso es que el antropólogo es un ente imparcial, y que por tal puede tener una visión objetiva, ya que las motivaciones por las cuales lleva a cabo, tal o cual tarea, son distintas.

 

 

 

Análisis de los conceptos y supuestos del autor

 

            Desde el cambio social Foster, lo denomina cambio cultural planificado o dirigido entorno a programas de desarrollo. Interpretamos en ese sentido que el antropólogo no se opone al cambio, pero tampoco lo aprueba por si mismo, cree que el verdadero progreso debe desarrollarse sobre los valores buenos ya existentes en una cultura y no determinarse en relación a lo que se parezca al modo de vida norteamericano. Se contextualiza profesionalmente hablando en el marco del desarrollo tecnológico y la modernización. En una antropología del desarrollo.

 

Y de esta forma es como su antropología aplicada se enmarca en el trabajo del desarrollo; considerando la importancia de la ciencia en este caso normal, la cual vela por la difusión eficaz del saber científico. Y de esta manera se sitúa en problemáticas que poseen programas particularmente norteamericanos de ayuda técnica en el contexto socio histórico de la posguerra mundial y su modo de proceder a ello, utiliza la metáfora de Adams sobre “el pez y el mono” ( Foster; 1964; 13) En este sentido el desastre estaría ligado las implicancias de las acciones de los científicos cuando toman decisiones y resuelven problemas, en el sentido asistencialista, de las bases sociales las cuales no conciben como concientes y accionadotes de su propia realidad.  Por esto se propone un estudio previo para explorar los valores generales de la vida de un objeto grupo, antes de resolver los problemas concretos.

 

Supuestos del autor

 

Supuesto ontológico: La realidad es dinámica, funcional, integrada y sistemática.

Supuesto epistemológicos: La relación epistemológica: sujeto-objeto; ya que el autor aún nos está hablando de grupo-objeto, el cual se encuentra en subordinación con la organización innovadora, que correspondería a la sociedad burocrática

Supuestos teóricos: Cambio social dirigido, investigación aplicada.  

Supuestos ético-políticos: Compromiso con el desarrollo, tomando en cuenta a los contextos políticos- institucionales.

 

Personalización y connotación del antropólogo

 

Laura Nader en un intento por describir a Foster: Foster es un caballero, pero agregó algo que constituye de mucho mayor importancia para ella; es un buen ciudadano. Y lo explica por la capacidad de Foster por reducir las diferencias personales en interés de una causa mayor, entre otras características como la tolerancia y “el ser constructor de una sociedad y no destructor”

 

Realizó 268 publicaciones entre 1939 y 1998 además el levantamiento de una biblioteca en el pasillo de Foster, para estudiantes del presente y futuro. Lo que significa que se mantenía en los círculos más altos, dado la producción de conocimiento avalado por la comunidad científica.

 

            Reconocemos en George Foster la calidad en sus publicaciones, el reconocimiento y connotación que los antropólogos visualizan en su quehacer antropológico, por lo tanto que  la academia le otorga y en la vida social en tanto personalidad particular.

En la creatividad para saber llevar la disciplina, de ser un antropólogo netamente teórico a lo largo de su carrera para luego replantear su posición y conciente del status o bajo status (Foster; 1974; 203) que la antropología aplicada ya poseía situarse por la senda de los aprendizajes dentro de la disciplina y en relación a otras disciplinas como ya mencionamos principal exponente de la antropología medica.

 

Foster realiza vínculos disciplinarios con otras disciplinas como la medicina y desde una antropología medica contribuye a entender la relación paciente-doctor, los factores culturales que influyen en el tratamiento medico; como por ejemplo lo que algunos llaman mal de ojo o enfermedades del espíritu se plantea problemas éticos en practicas de la medicina, enfrentando la disyuntiva de recomendar la atención del parto en el hospital  o aceptar la continuidad de su tradición en el hogar, George Foster se pregunta ¿no será posible que los antropólogos estén exagerando la necesidad de hacer conseciones a los usos indígenas? (Aguirre,  268)

En su vínculo con los estudiantes: en la relación profesor –alumno se planteó desafíos para el futuro de los estudiantes los llevó a realizar trabajo de campo, otorgándoles experiencia antes y después de que se retirará. Un ejemplo de ello es John Durston, que manera de forma explicita, en una conversación establecida vía e-mail, haber vivenciado una relación en Foster principalmente en la experiencia de la etnografía y todo lo que ello constituye.

 

El antropólogo George Foster poseía una intencionalidad que motivaba su labor “dicen que el amaba las reglas, ya que éstas eran un desafío a su capacidad de encontrar las rutas alternativas a los extremos deseados. Cada vez que un estudiante iba diciendo que le gustaría de realizar un proyecto, este le decía que no era pertinente ya que las reglas no lo permitían. Pero cuando estos le decían tenemos la intención de realizar tal acto pero las

 

Contraste entre el modelo de investigación aplicada propuesto por George Foster frente algunas fases que propone el modelo de la antropología aplicada interactiva.

 

La antropología aplicada interactiva vislumbra las siguientes Fases:

1.- voluntad de entrar en las interacciones sociales relevantes, recogiendo las percepciones socioculturales

2.- intencionalidad de transformar las interacciones en situaciones sociales dadas equilibrando los niveles ideacionales y accionales.

3.- incorporación de la visión disciplinaria al flujo interracional que aborda las situaciones sociales, la mayoría de las veces problemáticas.

4.- observación vigilante de la dinámica social resultante

5.- manutención del flujo de interacciones, garantizando la posibilidad de que los actores incorporen los referentes disciplinarios en el tratamiento de las situaciones sociales

6.- reconocimiento del crecimiento personal y disciplinario a partir de los procesos compartidos que estimulan el-reinicio del siglo interactivo.

                                                           (Revista Cuhso; antropología interactiva, página 31)

 

Según el modelo de AAI el modelo de Foster; establecería una verticalidad en términos socio estructurales en donde los elementos estarían determinados por las lógicas institucionales y académicas, es decir, la antropología aplicada se hace desde una sociedad perneada profundamente por la organización innovadora o sociedad burocrática.

 

No es posible salir y entrar en la interacción con la vida social y por lo tanto en la interacción disciplinaria con las problemáticas sociales es posible situar dicha antropología aplicada en el marco admisnitrativo.

 

El autor plantea una mirada sistémica de la antropología aplicada, proponiendo a la institución como el único  contrapunto para el antropólogo, defiende el punto de vista desarrollista, aunque no olvida la influencia de los puntos de vista locales para la inserción de nuevas técnicas que permitan, en sus palabras “aumentar la calidad de vida de las personas”. En el punto de vista de la antropología Interactiva Foster se encontraría en un espacio inicial en la conformación de de las dinámicas Aplicada integrativa, como modelo en el que son representados todos los puntos de vista y con la misma incidencia dentro del marco de responsabilidad y respuesta a las demandas.

 

En la conformación del rol dual del antropólogo Foster contempla una diferenciación radical en el poder que ejercen los conocimientos, mientras el conocimiento académico interfiere en las esferas mas altas del conocimiento científico, logrando un status que permanecerá de ser legitimado, por un largo tiempo rigiendo los sistemas de pensamiento, mientras los conocimientos de orden aplicado son construidos con un fin a corto plazo el cual es dado por las necesidades practicas de la situación y por tanto requieren de la intervención directa de los afectados en su construcción. Son determinados los conocimientos por las incidencias que tengan en los constructor, así como en el grado de entendimiento que puedan tener de estos los actores involucrados,  en definitiva el trabajo aplicado pone a prueba al antropólogo en relación a su capacidad para hacer realmente útil los conocimientos que el haya adquirido, llevando este conocimiento a todos los sectores de la realidad social, en la que se encuentre inmerso.

 

Como el modelo de investigación aplicada de Foster puede o no contribuir al Desarrollo de nuestros ejercicios de pre.-práctica profesional

 

            Se pueden integrar elementos pero siempre con esa vigilancia o resguardo que ello amerita, es pertinente situar la vigencia de los usos conceptuales respecto a su vez de su posible aplicación en contextos de pre-practica, de esta forma personalmente e querido rescatar las consideraciones dentro de la labor del antropólogo: Algunas de las consideraciones del autor que se expresan en estos textos van enfocadas a determinar la relación de la institución o los elementos que intervienen con el sistema total de la cultura. Y determinar los tipos de relaciones personales que existen entre los todos los individuos que participen de un programa. El trabajo que hemos estado realizando en Sociedad Longko kilapan , constituye por un lado una problemática social e institucional : concebida como el “Estancamiento del proyecto “Investigación toponímia  mapuche y construcción de material pedagógico. Provincia de Arauco” por parte de la institución ejecutora Longo Kilapan.” Así mismo el problema antropológico identificado dice relación con; “el proceso de la  construcción de conocimiento  toponímico  mapuche en proyectos emergentes de instituciones estatales, por consultores privados  mapuche y sus implicancias y usos sociales”Problemáticas sociales y antropológicas que se sitúan en la relación que el antropologo establece con la institución, en los hallazgos etnográficos que puedan emerger de su interpretación de la realidad, interactuando con los diversos actores sociales y su participación ya no como lo plantea Foster explícitamente” de un programa de desarrollo tecnológico” si no en el marco de un proyecto de desarrollo. Varían ciertos elementos pero la situación en la que el autor no posiciona sigue siendo parte del debate en la teoría antropológica y suma vigencia aunque con sus limitancias. A su vez  es enriquecedor conocer las experiencias que el menciona, como para ampliar la visión del mundo profesional.

 Andrea Fernández

 

               

 

        En la realización de mi trabajo titulado: En el lugar del otro, reflexiones docentes entorno a las expectativas y los contextos del alumnado, ( “Construyendo puentes de relación entre alumnado y profesorado con miras a un acercamiento a la comunidad de la Escuela F-769 Gabriela Mistral de Curanilahue”), una de las conclusiones mas importantes que pude extraer de lo que plantea el autor Foster se encuentra en lo referido a el puente que debe establecerse entre el rol académico y el profesional por parte del investigador antropológico, las diferenciaciones entre el posicionamiento como profesional e investigador puro se encuentran mas en un orden practico de mi investigación, pero al mantener un contacto cercano con los actores proporciona un punto de sustento para dar una importancia real a la construcción y desarrollo del trabajo que el antropólogo realice.

 

                         En el contexto de mi acercamiento personal, la empatía ha resultado ser un punto dominante para determinar el espacio en que puedo realizar una profundización, y en como los aspectos que puedo trabajar, me refiero al hecho de que es debido al acercamiento y relaciones anteriormente realizadas con la institución, que no fue necesario el uso de un intermediario para realizar este trabajo. La escuela en si, al momento de comenzar mis actividades en ella, no presentaba la sinterización de ninguna demanda especifica, en la que pudiera trabajar, por lo que se me dio la libertad de que fuera yo el que realizara una evaluación de la realidad institucional, pudiéndoseme que realizara un informe en el que diera cuenta de cuales eran los puntos en los cuales serian factible la realización de una acción enfocada a mejorar (lo que para ellos era un punto central) las relaciones profesor-alumno de forma que permitiera a los primeros proporcional las herramientas necesarias a los segundos para lograr una superación académica en el futuro.

 

                        El hecho de que esta evaluación previa diera las pautas para determinar la  acción de cambio social que la institución pretende en relación a sus demandas, ya presenta al trabajo que realice como una acción antropológica aplicada. En este sentido el hecho de que el informe entregado por mi a la institución diera la ayuda suficiente a esta para determinar, a través de su propia unidad técnico-pedagógica, cual seria la demanda especifica en la que yo podría ser de utilidad, proporcionando un espacio de interacción, en el cual, como antropólogo paso a ser un instrumento del cambio, evocado a la solución practica de los problemas institucionales, pero sin olvidad las bases teóricas desde las cuales se construye el conocimiento de los espacios locales.

 

                        En la realización de un primer evento también se proyecta esta aplicación del conocimiento antropológico en el sentido de que en este contexto se me pidió la realización de una exposición en la que permitiera por parte de los profesores una reflexión en torno a lograr soluciones concretas a los problemas identificados por los directivos. El hecho de ser un puente entre las distintas miradas de un mismo problema no me deja ausente en la reflexión sobre las posibles soluciones lo que en palabras de los profesores “refresca sus visiones de un problema que por ser tan cercano no se ve”.

                                                                                                                     

                                                                                                                      Gustavo Neira.

 

 

                

 

 

Bibliografía

Foster, George; Antropología Aplicada, Fondo de la Cultura económica, 1974, México

Foster, George: Las culturas tradicionales y los cambios técnico. Fondo de la Cultura económica, 1964,  México

 

Durán, Teresa: Antropología interactiva: Un estilo de Antropología aplicada en la IX Región de la Araucanía Chile. Revista Cuhso Volumen 6, Centro de estudios socioculturales, Universidad católica de Temuco, año 2001-2002,  Temuco Chile. 

 

Aguirre Beltrán, Gonzalo: Obra antropológica, XIII. Antropología Médica: sus desarrollos teóricos en México; capítulos VII; Medicina étnica y antropología. Y capitulo VII; Status y rol en la relación medico-paciente. Editorial de cultura económica (FCE).

 

http://hearstmuseum.berkeley.edu/exhibitions/tzin/43.html

http://www.lib.berkeley.edu/ANTH/emeritus/foster/pub/fo40.html